El año se está terminando y es recomendable que las empresas prevean sus resultados con antelación para poder tomar decisiones que puedan modificarlos y no llevarnos disgustos dentro de un mes y medio por no haberlo planificado con antelación. En ocasiones por tener que pagar demasiado posteriormente en el Impuesto de Sociedades y en otras por tener demasiadas pérdidas.

Existen mecanismos legales, contables y fiscales que dependiendo de las circunstancias de cada empresa se pueden utilizar.

Saludos.